Entrevista a la Dra. Lisette Leyton en la revista digital “Ciencia En Chile”

26/03/2024

“Esta investigación se remonta a más de 20 años atrás, cuando comenzamos a estudiar las interacciones entre neuronas y astrocitos”

“Comentó la Dra. Lisette Leyton, quien inició un área de investigación único en el país, donde el foco está en un tipo de célula de soporte llamada astrocitos, que desempeñan un papel crucial en el funcionamiento del cerebro.”


En la Universidad de Chile, trabaja desde hace más de 20 años la investigadora Lisette Leyton Campos, quien lidera trabajos científicos enfocados en neuronas y astrocitos. Perteneciente a la Facultad de Medicina, la académica ha sido responsables de un sin número de proyectos Fondecyt, el más reciente y que concluye durante marzo se llama “Mecanismos que desencadenan la expresión de la integrina αvβ3 en la reactividad de los astrocitos”, iniciativa que logró avances notables en el área.

Fueron cuatro años de trabajo, en los que la Dra. Leyton, no solo logró publicaciones académicas en revistas de importancia, sino desarrolló capital humano avanzado en tal específica área del conocimiento. Cabe mencionar que, los astrocitos son un tipo de células en el cerebro y la médula espinal que desempeñan un papel crucial en el soporte y mantenimiento de las neuronas. Actúan como células de apoyo, proporcionando nutrientes, eliminando desechos, regulando la composición química del ambiente neuronal y contribuyendo a la reparación de tejidos en caso de lesiones.

¿Qué fue lo que descubrieron que da vital importancia a los astrocitos?

Descubrimos que estos astrocitos expresan en su superficie una molécula de adhesión llamada integrina alphaV beta3, que es muy importante en el proceso de reactividad… Nuestro principal hallazgo es que esta integrina en astrocitos es una señal para la neurotoxicidad.

¿Cuál es el enfoque de investigación en su laboratorio?

Nuestro enfoque se centra en comprender cómo estas células se comunican entre sí y cómo cambia este lenguaje cuando los astrocitos se vuelven reactivos…

¿Contemplando lo anterior cuál sería el objetivo de su línea de trabajo y el Fondecyt que concluye?

Nuestro objetivo es comprender cómo interactúa esta proteína, qué señales desencadena en la célula y cómo podríamos modular estas señales para prevenir o reducir el daño cerebral causado por la inflamación…

¿Cuáles serían los principales resultados de esta investigación?

En términos de resultados destacados, hemos identificado una correlación entre la acumulación de integrina en la superficie de los astrocitos y la falla en la proteólisis de las moléculas durante la inflamación. Esta acumulación puede conducir a cambios significativos en la función cerebral a largo plazo, ya que los astrocitos reactivos liberan citoquinas proinflamatorias que perpetúan el ambiente inflamatorio y causan retracción de las prolongaciones neuronales. Esto eventualmente lleva a una degeneración neuronal irreversible, lo que subraya la importancia de comprender los mecanismos moleculares detrás de la gliosis reactiva.

¿Qué desafíos enfrenta esta investigación?

En cuanto a los principales obstáculos en el diseño de intervenciones terapéuticas, podemos mencionar la complejidad de los mecanismos involucrados… Además, es fundamental encontrar formas de intervenir de manera específica en los astrocitos reactivos sin afectar otras células ni funciones cerebrales importantes.

Estudios futuros podrían allanar el camino para tratamientos innovadores que controlen la reactividad astrocitaria y promuevan la reparación axonal en lesiones cerebrales.

¿Cuál es su motivación como investigadora?

Mi motivación como investigadora en esta área específica radica en mi interés en la comunicación celular y la traducción de señales… Este interés en la comunicación celular me ha llevado a investigar cómo las células del cerebro se comunican y cómo estas interacciones afectan la salud cerebral. Espero que mi trayectoria pueda servir como inspiración para otros investigadores que estén buscando su camino en este apasionante campo del “lenguaje” de las células.

¿En el área de formación qué logros se obtuvo?

En cuanto a la formación de capital humano durante este proyecto, hemos tenido la participación de varios estudiantes de doctorado y postdoctorado que han contribuido significativamente. Por ejemplo, Leonardo Pérez realizó su tesis doctoral en ciencias biomédicas y se enfocó en los experimentos de estrés mecánico. Esteban Palacios, por su parte, desarrolló su tesis doctoral en bioquímica y se centró en la regulación transcripcional de la integrina por el factor de transcripción NF-κB. Además, contamos con la colaboración de un postdoctorado que investigó la vía de transducción de señales de la integrina, específicamente la vía PI3 quinasa/AKT.

Leer nota completa en Ciencia En Chile

Comparte: